¿Qué es la volatilidad?

¿Qué es la volatilidad?

La volatilidad es un término muy presente en el ámbito de los mercados financieros.

Sin embargo, para aquellas personas que están aprendiendo a invertir, la volatilidad suele ser un concepto a veces confuso, que poco inversores logran entender y asimilar el con facilidad.

Definición de volatilidad en las inversiones en bolsa

De una manera general se puede decir que la volatilidad es cuanto se suele “mover” un activo.

Volatilidad y riesgo son dos conceptos que están estrechamente ligados. De una manera intuitiva, podemos saber que cuanto mayor sea la volatilidad de un activo, o sea cuánto más variaciones de rentabilidad tenga, mayor será su riesgo.

Por ejemplo si consideramos dos acciones. Por lo general, las acciones A se mueven muy poco, normalmente algo así como un 0,5% cada día. Por supuesto, hay algunos días raros en los que se mueve más (por ejemplo, cuando la empresa informa de sus beneficios trimestrales o cuando hay una gran caída de todas las bolsas de valores), pero los movimientos típicos de esta acción son muy pequeños. Se dice que este valor tiene una baja volatilidad. Otra acción (acción B) se mueve mucho más, entre 2 o 3 por ciento en un día típico y a veces incluso más. la acción B es mucho más volátil que la acción A ya que su volatilidad es mucho mayor.

¿Cómo se mide la volatilidad?
La volatilidad es una medida de riesgo que suele calcularse con la desviación estándar.
Utilizar la desviación estándar es el enfoque más habitual, aunque también se pueden utilizar otras medidas como las variaciones en los rangos de precios o indicadores de análisis técnico como el average true range.

¿Qué es la desviación estándar?
La desviación estándar, también llamada desviación típica, es una medida estadística que nos dice cuán dispersa está la rentabilidad con respecto a su rentabilidad media.

Atención: Si bien la volatilidad es una estadística importante en la inversión, tiene sus limitaciones y debilidades. Dado que se basa en la desviación estándar, no nos da información sobre si las fluctuaciones tienden a ser positivas o negativas, y cuál podría ser el cambio neto de precio

¿Qué frecuencia se utiliza?
La volatilidad anual es la medida más utilizada para hacer comparaciones entre activos.Por este motivo es útil saber cómo convertir datos de volatilidad que no están expresados de forma anual.