Consejos antes de invertir

¿Estás pensando en invertir? Antes de poner tu dinero en cualquier inversión presta atención:

  • Es imperativo verificar si una empresa está regulada antes de invertir. Asegúrate de que la empresa con la que estás tratando esté autorizada a prestar servicios de inversión por un regulador de tu país. Si inviertes con una firma que no está registrada, corres el riesgo de tratar con un estafador y puedes perder todo tu dinero.
  • Compara precios para asegurarse de que estás obteniendo el mejor valor y los productos más adecuados para tus necesidades.
  • Diversifica: distribuye sus inversiones para reducir el riesgo
  • Ten en cuenta que el rendimiento pasado no es garantía de rendimientos futuros.
  • Presta atención a las inconsistencias entre lo que dice tu asesor y lo que está escrito en la documentación proporcionada. Asegúrate de leer todos los documentos cuidadosamente.
  • Averigua qué cargos puedes tener que pagar y verifica si hay cargos por cambiar la inversión o por retirar tu dinero antes de tiempo.
  • Averigua qué sucede con tu inversión si en caso de muerte. Pregunta a quién se le pagan los honorarios y cargos y a cambio de qué prestación.
  • Recuerda que es muy posible que tengas que pagar impuestos sobre las ganancias que obtengas.
  • Asegúrate de entender lo que estás firmando.
  • Pregunta si la empresa tiene acuerdos para obtener créditos o reembolsos de cualquier impuesto extranjero si es relevante.
  • Guarda todos tus documentos en un lugar seguro y asegúrete de que tus familiares más cercanos sepan dónde pueden encontrarlos en caso de emergencia.
  • Revisa tus estados de cuenta para asegurarte de que las transacciones sean correctas. Asegúrate de recibir un estado de cuenta anual.
  • Quéjate si no estás satisfecho con el servicio que recibes de tu intermediario financiero.
  • No compre o inviertas en algo que no entiendas o que parezca demasiado bueno para ser verdad.
  • Nunca compres productos o servicios de empresas que ponen las condiciones contractuales en letra pequeña y difícil de leer.
  • No te apresures ni te dejes presionar para iniciar una inversión.
  • No dejes tu documentación financiera y constraseñas al alcance de otras personas.